Adios Perrito.


Todavía recuerdo esas noches legendarias donde la Arena México retumbaba con el grito de “perro, perro” , tanto en los 90s, cuando el inmortal padre nos daba catedra de entrega, como en el nuevo siglo cuando el hijo hacia lo propio de manera espectacular, cierro mis ojos y aquellas imágenes se aparecen en mi cerebro, en mi mente no puedo dejar de verlas, de emocionarme, y las pinches lagrimas se me salen nomas así, sin avisar, sin poder alguno que me permita desligarme al sentimiento de tristeza que me provoca esta lamentable noticia…

Lo vi luchar muchas veces en el ring de la Arena México, incluso una de las primeras funciones a las que llevé a mi hija todavía pequeñita fue para ver al perrito, con esa rabia, esa técnica, ese pinche vendaval de furia que arrasaba a sus rivales, la gente se ardía bien cabron cuando el en su papel de Rudo se burlaba de todos esos que le mentaban la madre por despedazar a sus rivales…

Fueron bueno tiempos que ya no volverán.

Después que el se retiro de la Empresa que administra la Arena México yo no he vuelto a poner un pie en ella…

No logro dilucidar todavía si me agüita mas su irreparable perdida o el hecho de que esto va a sacar a su padre del merecido retiro para luchar su ultima y mas cruel batalla, Don Pedro siempre fue un guerrero, pero perder un hijo es algo que ningún padre merece vivir…

Todos vamos a morir, eso no tiene margen de error, mañana, pasado, en un año o en mil, un día todos vamos a morir, el punto es que hacemos en lo que eso pasa, El perrito desde muy niño tomo su camino, el sabia que no había otro mas que continuar con la leyenda de su padre, y resulto tan cabron, que pudo quitarse la sombra y forjar su propia leyenda, al final verlo terminar sus días haciendo lo que le gustaba es algo que multiplica por miles la admiración que de por si ya le profesaba.

El Domingo voy a una gran función de lucha libre, donde seguramente el grito de “perro, perro” retumbara en la arena, en homenaje al Perrito Aguayo, que hoy ya esta en otro plano buscando seguramente a quien romperle su madre.

“La lucha libre es mentira, payasos se suben a un ring a fingir que se pegan duro…”díganle eso hoy a Don Pedro Aguayo Damián cuando se encuentre frente al cadáver de su hijo muerto en cumplimiento de su deber,ejerciendo su arte en el ring.

Donde están perros? Aquí seguimos y seguiremos ladrando y haciendo lo que nos gusta sin jodernos a nadie mientras la muerte no diga lo contrario.

Un pensamiento en “Adios Perrito.

  1. kalymancito dice:

    tienes razon.Pero la muerte se lo llevo luchando. Y nosotros estamos luchando? o solamente damos patadas de ahogado.no sabremos si moriremos a gusto si no le damos ahorita sentido a lavida.Que lastima!
    como quiera , es una perdida. Una pieza menos en la tradicion que vamos perdiendo. descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s