Pastorela


Hace dos Semanas, tuve la fortuna de asistir a la primera presentacion de Mi hija de 3 años en un escenario…

Era un teatro bonito, grande y estaba repleto de papas y familiares del colegio que esperaban ávidos, la actuacion de los chamacos..

Mi estomago estaba en un continuo desmadre, estaba emocionado, mis manos me sudaban, y me reia sorprendiendome mucho mas emocionado que ver al MAestro Roberth Smith…Veria a alguien mas importante…

Las bocinas del teatro anunciaron la primera llamada, y las canciones de Shakira desmadraba mis oidos, de repente un flashback acometio implacable, y me ausente del teatro…vole y de esa manera tambien evite el martirio sonoro que representa escuchar a Shakira…

Recorde perfecto mi epoca de Prepa, yo estaba en el taller de teatro de la escuela, e ibamos a montar una obra llamada El Angel Maldito, donde me habia aprendido el padre nuestro Satanico…una version del padre nuestro muy chingona y diabolica que era algo asi como una semilla en mucha gente para dejar de creer en lo que la estupida religion Catolica te vende…

Y si, los ensayos eran agotadores, pero el valemadrismo de entonces, las viejas y el desmadre lo hacian mas llevadero.

Yo tenia 16 años o 17 maximo, y mi rebeldia natural puberta, adicionada a mi mala costumbre de cuestionar absolutamente todo (misma que no me he podido quitar), fueron el detonante perfecto para instalarme en esa empresa teatral…hariamos una obra que realmente aportara algo a alguien, no hariamos lo de siempre…Hariamos algo no avalado por las autoridades escolares, y ahi estabamos , volandonos clases para poder cumplir con los ensayos, quedandonos tarde, para seguir puliendo todo el pedo.

Yo en ese tiempo andaba con una chavita muy sabrosa llamada Marlenne, (causante de una megamadriza que hizo que yo abandonara la prepa y terminara el ciclo en modalidad abierta, pero esa es otra historia).

La segunda llamada se anuncio y yo me levante como para agarrar aire, respiraba..Adentro..afuera….Aspirar…Exhalar…fufufufufufufu, calmando mi emocion, los gritos , risas, llantos y voces de los niños ya estaban tras el telon, y estaba a unos minutos de ver a mi pequeña haciendo de pastorcita.

Le compramos su trajecillo, blanco con negro, lo cual la hacia ver muy bonita…y corria y corria antes de entrar al teatro, estaba contenta y gritaba sin cesar, yo estaba algo mal de salud, pero eso no impedia que me arrastrara con ella y que la persiguiera por la explanada del teatro, tomandole fotos y listo para cuando se tropezara…y sucedio jejeje, se tropezo y cayo…pero como muchas otras veces, al voltear a verme esperando que la ayudara le dije lo mismo…Levantate tu puedes, y para la otra ten cuidado. Su carita contrariada se ilumino con su sonrisa y un SIPAPA me dio en la emocion profundamente.

Ella siguio corriendo y yo sonrei satisfecho.

… LA fecha para el estreno de el Angel Maldito estaba dada, yo no creo en espantos ni en esas cosas, aunque soy bien miedoso y les tengo mucho respeto a los muertos…(incluso tengo varias peliculas de terror que no veo por lo marica que soy)  En un mes seria el estreno de la obra en el teatro de la escuela, los amigos y compañeros nos veia como rockstars, yo bien mamon instalado en la onda depechera y “thecurera”, obscura, siempre de negro, y con las materias reprobadas por no entrar, pero con la esperanza de que la obra fuera un exito escolar y “artistico”.

Y sucedio, se dio una funcion tipo ensayo general, con los maestros y autoridades escolares de publico, y no habiamos acabado de rezar el padre nuestro satanico, cuando el subdirector empezo a gritar que eso era una mamada, que dios nos castigaria y que no permitiria que eso se presentara, llamo al maestro y se la hizo de pedo, le grito y dijo que lo correria, empezo la discusion entre los maestros “alternativos que apoyaban la obra” (que eran muy pocos) y los que casi nos quemaban vivos…Por esto faltaban a clases? me decia una maestra de quimica…Y yo pintado de negro solo decia asentia con la cabeza…con mi inseparable cara de pendejo juajua.

Los maestros se empezaron a salir y el director cito en su oficina al sensei de teatro, los 14 integrantes del elenco nos juntamos y acordamos que si no dejaban presentar la obra en protesta renunciariamos a la escuela..pues que mamadas son esas…

Hoy a la distancia, si bien teniamos los argumentos necesarios para protestar y poder debatir, todo se resumia a “represion y censura” nuestras rebeldias juntas de adolecente no nos daban todavia para sostener y respaldar una protesta o propuesta retoricamente logica. Nada se pudo hacer.

De los 14 , 10 se alinearon y abandonaron el barco al ver que la baja en la escuela era real, al final los ultimos 4 declinamos tambien, y la obra jamas se presento…

Mucho ha cambiado desde entonces, yo tiene años que no veo a mis compañeros de lucha de ese tiempo, en algun momento decidi desprenderme de ellos, y he luchado por no corromperme en los escenarios que hoy me son prestados.

No se que sea del maestro de teatro, mismo que al final se alineo y siguio ahi chambeando, no se si la presentacion hubiera sido un exito, o si al final se me hubieran olvidado los textos que me tocaban y hubiera hecho el ridiculo (mismo que para ese entonces todavia no estaba bien preparado), lo que si se es lo que senti atras del telon, y lo que hoy siento y entiendo …

La tercera llamada vino y el telon subio, la pastorela se llevo a cabo, y mis lagrimas rodaron cuando mi hija salto a escena cantando borriquito arre, ella bailaba y reia y no era consciente de la emocion tan chingona que me causaba.

Yo aplaudiendo y llorando satisfecho por verla divertida y contenta.

Llego el segundo acto y todo cambio, mi hija ya no queria seguir en el escenario, me señalaba y le decia a la maestra que queria irse conmigo, lloraba pero al final tuvo que cumplir, tuvo que ser responsable con “su” publico, y acabo la funcion.

Yo abrace a mi hija y la felicite, le trate de explicar lo chingon que me habia hecho sentir y le dije que llorar no estaba mal…

Me abrazo y un papito tequieromucho termino por quebrarme, la instale en el asiento trasero del coche de su mama y maneje y maneje y maneje…ella se durmio y yo segui manejando, hasta que le emocion paso.

Este año ire a ver algunos conciertos, peliculas, obras de teatro quiza y lucha libre, pero la emocion que senti ese dia ya no la podra causar ni el mismisimo Bunbury.

Es dificil estar en un escenario, lleno y con la expectativa de la gente, fue una pastorela tradicional, llena de mentiras y basada en premisas religiosas, mismas que en algun momento debere explicar a mi hija.   

Mi incipiente carrera teatral culmino por censura, pero al final sembro algunas cosas de las que hoy me cuelgo para navegar por la vida llena de villancicos mentirosos y tradiciones amañadas.

Muchos de nosotros no nos acrodamos de las actuaciones que tuvimos de muy pequeños, y ese es el objetivo de este blog, recordarle en el futuro algunas cosas que vaya olvidando.

Yo baile el raton vaquero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s